jueves, 15 de septiembre de 2016


Cartas a Cris  



¿Recuerdas Cris?, ¿recuerdas aquellas tardes de agosto cálido, rodeadas de convulsión e incertidumbre?
Tardes y mañanas de despertares impersonales desgranando la irremediable insatisfacción, la fustración ante el caos, el descubrimiento de los escondites y entresijos de zombies encaramados en nuevos escenarios, sin despedidas, sin tapujos, sin sangre, sin anestesia..., al resto lo llaman ghosting?.
Tu y yo, que supimos entregarnos, a los demás, a lo demás y luego a nosotras, como tu bien dices, sin juicios ni prejuicios, pero dándolo todo. Quizás fuimos exageradas pero estábamos de acuerdo en que el deber se anteponía a cualquier interés y aún hoy y a pesar de todo seguimos pensando lo mismo y nos sentimos orgullosas, y extrañadas también. 

¿Recuerdas recomponiéndonos día a día ante avatares ilógicos, inconsecuentes, ante fracturas espontáneas y otras, tras estudiados golpes de efecto...?, ¿recuerdas, cuando preguntábamos inocentes?, ¿cuando cuestionábamos la necesidad del daño innecesario, de la fiabilidad, la lealtad, del déficit de capacidad relacional..., entrenándonos en ser libres a la vez...?
Acuérdate lo fuertes que eramos, lo que descubrimos. Pusimos nombre a lo difuso, a lo innombrable,  descompusimos hasta el mínimo análisis nuestras emociones y las enfrentamos a la realidad. Temblamos y nos agarramos fuerte de la mano, como cuando dimos el salto al nuevo año, yo una hora antes te tenía agarrada y bien sujeta la mano, yo delante como tu dices, "nena, tu siempre empezando desde cero, valiente y firme".

Un viaje de destrucción innecesario pero interesante, renovador, que nos hizo más fuertes, más vivas, más emocionales, con más esencia, una travesía en la que deshicimos ovillos, para llegar a entender los nudos y encontrar la punta que nos permitió tejer de nuevo, punto a punto, pieza a pieza, de dentro hacia afuera, sin máscaras, sin creencias limitantes, ajenas a los caprichos de otros egos..., libres.
...¿recuerdas Cris..?, qué fuertes fuimos, y lo que hemos crecido...




Lady Blue


         


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Respeto y sentido, del común también

Entrada destacada

La formación continuada, un compromiso profesional como enfermera

Nos encontramos en una época en la que el conocimiento está al alcance de un click, favoreciendo tanto el enriquecimiento personal com...