jueves, 14 de julio de 2016

Vivir y sortear
¡Bueno!
Quizás vaya siendo hora de retomar lo que en un principio surgió como una necesidad de expresar emociones ante una experiencia.
Admito que a pesar de las presiones externas por dar continuidad a este instrumento de comunicación no he tenido nunca claro que pudiera hacerlo, que dispusiera de tiempo, ni capacidad y compromiso para mantenerlo vivo.
Creo que entro en contradicción, si digo que deseo contar y transmitir lo que pueda o sirviera para compartir y por otro lado cierto pudor ante tan grandes maestros de la escritura, el lenguaje y el compromiso periódico de comunicar. De hecho si pudiera  inventar algún mecanismo transductor que acoplado a mi sien "extrajera" mi pensamiento narrativo en los momentos más inspirados, es probable que llevara...varias páginas.

Hace ya más de un año que tras una experiencia de esas que te tocan el miocardio, "A veces debajo de los adoquines, si está la playa" y bajo la necesidad de dejar la reflexión profunda y la emoción provocada plasmada...y en un contexto complejo para la profesión, procede un cambio.
y ¡dios mío! vaya que si han pasado cosas.
Experiencias fascinantes, mucho trabajo, mucha ilusión, mucho dolor, mucha incertidumbre, muchos proyectos, pero sobretodo personas... lo importante, lo más, lo que finalmente queda... o se va.
Así que trataré de cumplir con esta encomienda que varios de mis "acompañantes" insisten diciéndome: cuándo escribes ya!, (como que supiera o tuviera algo que contar) 


Sácame de aqui

Vivir y sortear.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Respeto y sentido, del común también

Entrada destacada

MI DIR

Cada día recogemos más y más información, opiniones y referencias diversas de nuestro entorno y otros ajenos con muchos denominadores comu...